top of page

Métodos de pago con Mercado Pago, PayPal y transferencia bancaria.

Mujer Salvaje

$U2,200.00Price
  • Bruma alquímica natural con rosa, jazmín, esencia de flores de caléndula y bardana y elíxir de rodocrosita.

    Rociar sobre el cuerpo para evocar sensaciones de conexión, disfrute y placer.


    Una versión muy especial de ésta bruma alquímica creada a partir de la inspiración que siento cada vez que facilito o asisto a un círculo de mujeres, y cada vez que charlo con mis pacientes acerca de las facultades que tenemos (a veces olvidadas)   Elegí la rosa por todas éstas cualidades que posee, jazmín porque es el aroma que nos recuerda la vida, el disfrute y el placer, caléndula porque es nuestra aliada para todas las etapas de la vida, bardana porque nos recuerda el principio de realidad, el estar presentes y seguras. El elíxir de rodocrosita, uno que me ha acompañado en las etapas más desafiantes de mi vida, y que junto con otras prácticas terapéuticas me ha ayudado a mirar las dificultades con ojos pacientes y corazón abierto. 

     

    Tal como nos recuerda la Dra. Clarissa Pinkola Estés

    “La naturaleza salvaje acarrea consigo los fardos de la curación; lleva todo lo que una mujer necesita para ser y saber. Lleva la medicina para todas las cosas. Lleva relatos y sueños, palabras, cantos, signos y símbolos. Es al mismo tiempo el vehículo y el destino. Unirse a la naturaleza instintiva no significa deshacerse, cambiarlo todo de derecha a izquierda, del blanco al negro, trasladarse del oeste al oeste, comportarse como una loca o sin control. No significa perder las relaciones propias de una vida en sociedad o convertirse en un ser menos humano. Significa justo lo contrario, ya que la naturaleza salvaje posee una enorme integridad.Significa establecer un territorio, encontrar la propia manada, estar en el propio cuerpo con certeza y orgullo, cualesquiera que sean los dones y las limitaciones físicas, hablar y actuar en nombre propio, ser consciente y estar en guardia, echar mano de las innatas facultades femeninas de la intuición y la percepción, recuperar los propios ciclos, descubrir qué lugar le corresponde a una, levantarse con dignidad y conservar la mayor consciencia posible."

bottom of page