Como limpiar cristales & hacer sahumos


Limpiar piedras y cristales

A menos que tú hayas recogido tu propia piedra (lo que en realidad es mucho mejor ya que llevará la propia energía de la Tierra contigo), es super importante que las piedras o cristales sean limpiados.

Los cristales absorben energía residual que circula en los ambientes y espacios. Por lo que es más que beneficioso que prestemos atención y cuidemos de ellos !

Hay varias maneras de hacer esta limpieza. Aquí van algunas de ellas:

Humo:

Con palo santo, romero, salvia o lavanda, se sahuma alrededor del cristal.

(ver debajo como hacer sahumos)

Agua:

El llimpiador universal ! La sal tiene increíbles propiedades de limpieza, por lo que el agua del océano es ideal. Tambien, agua que sea filtrada o de una fuente ideal con un puñado de sal funcionará muy bien. Este proceso puede hacerse de dos maneras: se puede enjuagar los cristales o sino dejarlos en remojo durante una noche. Algunos cristales pueden deteriorarse si se dejan en agua sumergidos por mucho tiempo, así que es importante hacer una investigación antes de sumergirlos por mucho tiempo.

También hay cristales que tienen particularidades específicas como la piedra de Rodrocrosita, la cual se recomienda que sea limpiada con una infusión de salvia, pero en términos generales el agua o agua salada va muy bien.

Luna / Sol

Esta forma de limpieza se realiza colocando los cristales directamente al sol o a la luz de la luna (luna llena). Para ello colocarlos en una vasija o sobre el pasto o tierra. También pueden enterrarse un poco si están a la luz del sol por unas horas.

-Lectura recomendada para profundizar : Cristales de Sanación - Nina Liniares-

Como hacer sahumos

Adoro los sahumerios puros, el palo santo y de un tiempo a esta parte estoy incursionando en hacer sahumos caseros. Los sahumos son hierbas que secamos para luego utilizar en espacios cerrados y porque no abiertos también. Tienen magníficas propiedades purificadoras. A probar !

Sahumo de lavanda y Salvia

- Acomodar las flores y hojas de lavanda en fila

- Acomodar sobre ellas ramitas de salvia

- Dejar todos los tallos del mismo tamaño o altura (de ambas plantas)

- Tener a mano hilo natural de algodón o yute. Dar varias vueltas en el tallo, hacer un nudo

- Enroscar en el resto del ramo que quedó formado a fin de que quede como un "cilindro" parejo.

Encontrar un lugar oscuro (por ejemplo dentro del ropero) y cogar de la parte de los tallos.

Podemos animarnos y agregar alguna flor extra como pétalos de rosa, malva, flores de romero.

Dejar secar durante tres semanas. Luego de este tiempo está listo para usarse.

A disfrutar y agradecer el poder sanador del reino mineral y del reino vegetal :)


967 vistas
  • Instagram Nadia Nedelchev
  • Facebook
  • You Tube

Copyright 2020 NADIA NEDELCHEV - Todos los derechos reservados. Diseño by GORDA. Fotografía por Pedro Lampertti.