Conciencia & alquimia floral


Estudiando y profundizando en estos días sobre esta energía y realidad que es la conciencia y todo lo que eso contiene. Después de casi 17 años en este camino intenso y decidido que es la propia autosanación, la palabra conciencia me ha rondando siempre. De esto he aprendido y aprendo mucho pues llego a la conclusión que no importa el camino, las formas, las elecciones, no importa el remedio, la flor, el libro, el rezo, la conversación, la decisión si no colocamos nuestra conciencia al servicio de nuestra propia vida.

Muchos profesores, profesoras, mentores y mentoras y mas que nada la vida misma me reafirman que sin conciencia la cosa puede ser doblemente compleja. "La cosa" puede leerse o interpretarse como soluciones a nuestros problemas, respuestas a nuestras preguntas, curaciones a nuestras dolencias.

Alguien que marcó este mi camino de profundización y formación me enseñó una vez que si no tenemos conciencia, no prestamos atención o pasamos algunas cuestiones por alto, entonces nos perdemos muchos detalles, y seguramente oportunidades para aclarar, o ver aquello que tenemos que ver. Ser consciente es estar atenta, o atento. Ser consciente es también ser responsable. Responsable de aquello que hablo, expreso, digo, o también lo que no hablo, expreso o digo. Responsable de mis acciones o mis no acciones también es ser consciente. No desde el peso de la exigencia (que también la tengo) pero sí desde cierta presencia y respeto hacia mí y hacia los demás. Recordando siempre que no vivimos en este Planeta solos, sino que por el contrario convivimos con muchos seres, desde vegetales, animales, y seres humanos.

Aún hoy estoy indagando en algunas prácticas y propuestas terapéuticas / holísticas / naturales. Tantas, miles, muchas. Internet, y las comunicaciones en general, como sabemos, son herramientas que están super buenas pero que también nos enfrentan a nuestra propia conciencia, para utilizar criterio y discernimiento, y ver que es lo que nos resuena, que es lo que nos dice la intuición que es lo que pueda aportarme, hacerme bien, y en definitiva servirme a mí. Son taaantas las cosas que hay hoy en día, que realmente ser conscientes y cuidadosos con la propia consciencia (valga la redundancia) considero que es fundamental.

Y porqué elegí esta foto de los preciosos elíxires florales con los cuales trabajo y aplico en mí y en nuestra familia día a día? Porque a mí, y a nosotros nos funcionan ( y mucho ), pero, le coloco una cuota, y es la propia presencia y consciencia la que también aportan a los procesos personales de autosanación, autodescubrimiento, equilibrio que las flores y los aceites nos proporcionan. Al igual que cualquier otra práctica, meditación, alimentación, natación, caminata, conversación, etc etc, lo que sea que "funcione" para nosotros, es eso, justamente eso, lo que "funciona" en nuestro cuerpo, colocando nuestra consciencia y presencia siempre. Porque si pongo mi atención y mi intención, seguramente aquellas prácticas que elija van a funcionar. Gran parte de nuestra sanación como seres humanos a nivel emocional y físico (lo afirmo desde mi propia vivencia personal) van de la mano de nuestro estado consciente. Si hago tres respiraciones por día y tomo un vaso de agua con limón, y soy consciente de que esta práctica liberará algo de estrés o aportará a un buen descanso, seguramente, con mas o menos tiempo, seguramente así será.

Consciencia. Intención. Confianza. Fé. Cada uno de nosotros guarda sus propias respuestas adentro. A veces lo mas difícil es encontrarlas. Pero seguro, allí están.


0 vistas

También podes contactarme por mail a hola@nadianedelchev.com o interactuar en mi Instagram @nadianedelchev.

Contacto

Políticas de tienda online

  • Facebook
  • Instagram Nadia Nedelchev
  • You Tube

Copyright 2020 NADIA NEDELCHEV - Todos los derechos reservados. Diseño by GORDA. Fotografía por Pedro Lampertti.

logo_nadia_nedelchev.png