Cómo transformé la desconexión en algo super bueno


Hace unos días tuve una sensación inmensa de pérdida.

Llegan estas fechas de cierre de año y casi siempre se juntan emociones. Por un lado la alegría de las celebraciones y los encuentros; por otro la idea de que cada año es distinto, y que solo entregándonos a lo desconocido y al descanso podemos encontrar lo que verdaderamente buscamos: disfrutar, descansar, y no sentirnos que vamos "a lo loco".


Pero a muchas de nosotras nos es muy difícil, o casi imposible lograr ese equilibrio de tener las cenas organizadas, la casa en orden y armonía, viviendo el presente, sin tratar de pensar en ese futuro que se aproxima.


En menor o mayor grado, tenemos compromisos familiares, laborales o sociales, y es difícil llegar a terminar cada día sintiéndonos tranquilas y aliviadas.


En esos días, la semana pasada, me sentí totalmente desconectada.


Desconectada de mí misma.

Desconectada de mi propósito.

Desconectada de las cosas en general.









Me sentía un poco como perdida, o flotando en un lugar raro.


En otra época de mi vida, ésta sensación me hubiera desesperado.... Pero... ésta vez, por suerte algo fué muy diferente.


Creo que mucho tuvo que ver el silencio que estoy haciendo "fuera de las redes", porque gracias a éste silencio, pude escucharme más atentamente y prestarme esa "autoatención profunda" que solamente logramos cuando nos escuchamos.



¿Qué hice para transformar ésta sensación de desconexión, pérdida y vacío?


Hice dos cosas:


Uno - me entregué por completo a sentir esa sensación tan incómoda.

Detecté con detalle cómo se sentía mi cuerpo, conecté con algo tan simple pero tan fundamental como la respiración. Me permití todas las emociones incómodas, y esas palabras que venían a mi mente. La mayor clave de todo esto fué vivir el presente tal cual se presentaba (valga la redundancia) Eso. Vivir y abrazar el presente.


Dos - pedí ayuda "correctamente".

En vez de quedarme encerrada, en un lugar solitario y desprotegido, acudí a pedir ayuda y sobretodo a comunicar como me sentía.

Si hay algo que es realmente clave para salir a La Luz, luego de estar en esos lugares incómodos, es poder comunicar a nuestro entorno como nos sentimos. En mi caso fué un simple "me siento incómoda, estoy desconectada, y me está constando sentirme tranquila".


Una gran clave: comunicarnos con los demás nos ayuda a comunicarnos con nosotras mismas y viceversa.

A veces cuando podemos verbalizar lo que nos pasa con claridad y simpleza, todo se soluciona ... mágicamente...


Y así fué

MAGICO


Volví a mi misma. Volví a la conexión con quien soy. Con el momento presente. Con lo que me rodea. Con los proyectos. Con los aromas que me inspiran y con toda la belleza que hay en mi ecosistema.


Y por eso mi deseo de Navidad para quienes me rodean fué "que la magia renazca en tí"

Y eso fué lo mejor que me pudo haber pasado.

Entregarme a lo incómodo, antes de tratar de forzar el "debo sentirme bien"


Nada grave ni nada dramático pasó.

Solamente sensaciones que todas vivimos. algunas de las cuales no podemos explicar, o no tienen explicación. Tal vez memorias que se van soltando y diluyendo, cosas que ya no nos sirven. Tal vez duelos por personas o situaciones que no están. Despedidas que nos recuerdan algo.


Y por esto celebro hoy. Porque si hay algo que celebro éste año es ver y sentir la capacidad que todos los humanos tenemos: agradecer por todo lo que somos, y por lo que tenemos. Sabernos acompañadas, abrazarnos como mujeres que somos, darnos a nosotras mismas las gracias por todo lo que creamos, por lo que hacemos, por lo que confiamos, por lo que construimos, por lo que entregamos.


Y así sucede la magia. Porque no encuentro otra explicación ni otra palabra hoy.

Yo creo en la magia, en ese misterio infinito de la vida, en el poder de la consciencia que no es nada más ni nada menos que la CONSCIENCIA, la disposición y el DESPERTAR.


Siempre confiar. Siempre saber que todo es pasajero. Sensaciones. Emociones. Pensamientos.

Una gran cuota de entrega, y otra gran cuota de confianza (o fé)



Y así voy cerrando el año, agradeciendo, agradeciendo, agradeciendo.


¿cómo vás tu cerrando tu año? Te leo debajo :) tal cómo comentabas en IG podés hacerlo aquí ahora


Nos encontramos prontito,

feel your magic **










98 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo