• Nadia Nedelchev

Femeneidad: un preciado tesoro


Energía Femenina: nuestro mas preciado tesoro

Es mas que un color, un aroma, una forma.

La energía femenina es la que nos cuenta de misterios. De las “no formas”. Es la que se entrega, la que incluye, abraza, armoniza, suaviza.

Armonizar y suavizar puede incluir decir lo que te gusta, y lo que no. Puede incluir decir lo que pensás y lo que sentís. (para tu salud y claridad – lo mejor !)

La energía femenina se representa en distintas religiones desde el aspecto de la mujer, la belleza, la creación, la creatividad.

Es este camino que todas y todos tenemos, y re aprendemos en cada dìa. Mujeres y hombres. Hombres y mujeres ambos portamos energías femeninas y masculinas.

La energía femenina es esta que se abre, que recibe, que se entrega al fluir y a las corrientes de la vida. Es la que tiene la capacidad de navegar en varias aguas al mismo tiempo, reconocer el caos y recorrerlo de la mejor manera que se pueda !

Desde la naturaleza, los elementos agua y tierra son los que nos recuerdan la presencia de la energía femenina.

El agua representa el mundo de las emociones, la fluidez, los fluídos y corrientes. Agua es entrega, purificación, limpieza, claridad.

La tierra (La Gran Madre) nos recuerda el principio de realidad, el presente (Pre-sente Significa “antes de sentir”), el aquí y el ahora. Lo que es. La fecundidad, la fertilidad.

Uniendo ambos elementos obtenemos barro: la fusión entre los dos elementos, donde se plantan nuevas semillas, para que crezca lo nuevo: plantas, flores, frutos. Y particularmente en el barro nace una de las flores que representan la mas preciada pureza, y que desde tiempos muy antiguos se la vincula a nuestra relación con el mundo espiritual: La flor de Loto.

Ser Mujer – Energìa femenina.


Enfocadas en nuestro ser mujer y profundizando en esto, esta energía es la que nos muestra realidades. Es la que una vez escuchas adentro como una voz que parece bastante loca o incoherente, pero que, con el paso del tiempo, resumís que esa voz tenía (y tiene) razón. Es la voz del instinto. El que a veces está un poco apagado por las corridas diarias, por la forma que fuiste criada, por los lugares en los que te movés, o simplemente por falta de atención. Ni bueno ni malo. Simplemente te acostumbraste a esto. Intuición e instinto muy de la mano y necesarios para vivir una vida mas consciente y presente con vos misma.

Pensá en la última vez que hiciste caso a esta voz del instinto, o tu intuición te dijo algo. ¿Cómo te fuè?

La idea es que puedas volver a conectar con esta voz. Con esta forma que vive adentro tuyo. Cada vez mas. Ahí bien hondo, o en la superficie està tu energía femenina. La que te va indicando que hacer. Y que no hacer. La que te contacta con tu amor propio, y te dice que te cuides. Que te alimentes mas sano y mejor. Que tomes mas agua. Es la que te sopla al oído lo hermosa que sos, no importa los años que tengas o los kilos que penás que tenés “de mas”. Es la que te susurra al oído “gracias por prestarme atención”

Si sos madre, o pensàs serlo, tu energía femenina es el sagrado receptáculo de la nueva vida. La que en su propio cuerpo se dispone a cuidar y gestar.

La energía femenina es cadenciada. Redondita, audaz, y muy misteriosa. Es super valiente, corajuda (aunque a veces no lo parezca).

Respetarla es tu gran desafío.

Reconocerla cada dìa como tu gran tesoro es lo mejor que podès hacer.

Aprender a cuidarla y regularla es super sano y necesario para tu bienestar físico, emocional, mental y espiritual.


Love + Joy

Nadia


  • Instagram Nadia Nedelchev
  • Facebook
  • You Tube

Copyright 2020 NADIA NEDELCHEV - Todos los derechos reservados. Diseño by GORDA. Fotografía por Pedro Lampertti.