Manzanilla: dulcemente esencial





Té de manzanilla a las ocho de la noche; té de manzanilla con la abuela y su calma; manzanilla en las sábanas del descanso; manzanilla en la hierba del campo y en pequeños gajos silvestres que aún crecen entre tanta ciudad; manzanilla al dormir y al soñar. La dulce esencia de esta flor nos acompaña siempre en momentos de calma, o en momentos en los que buscamos evocarla.


Quizás sea este uno de los aceites esenciales que más tranquilidad evoca en nuestra mente y en nuestro cuerpo. Usamos manzanilla cuando necesitamos bajar a tierra, de día o de noche este aceite esencial ayuda a crear sentimientos de confort cuando los necesitamos.

El aceite esencial de manzanilla deriva de dos variedades de plantas, la Manzanilla Romana, y la Manzanilla Alemana.


De ambas se obtienen esencias y aunque lleven nombres distintos, sirven para aliviar los mismos síntomas. Ambos son usados para calmar trastornos emocionales y suavizar condiciones nerviosas como dolores de cabeza y disturbios en el sueño.


Otras aplicaciones comunes incluyen cuestiones digestivas y problemas estomacales como la indigestión, gastritis, diarrea, úlceras, entre otras. Incluso esta planta es usada para tratar úlceras bucales y dolores de muela.

Ambos aceites esenciales tienen propiedades analgésicas y antiespasmódicas, haciéndolos útiles para aliviar espasmos musculares, artritis, esguinces, reumatismo, y articulaciones inflamadas.



Las propiedades calmantes y antiinflamatorias de ambos aceites los hacen útiles para tratar casi cualquier tipo de inflamación e irritación de la piel como acné, raspaduras, quemaduras leves, moretones, dermatitis, así como sensibilidad, sequedad y comezón en la piel. También ayuda con las pieles grasosas y escamosas.

Ambos aceites esenciales son buenos para suportar la función del sistema inmune.

La manzanilla alemana “German chamomile” es de los más poderosos reductores de fiebre y anti-inflamatorio aceites en la aromaterapia. Su acción calmante y suavizante es especial para reducir la fiebre y segura para usar en los niños, quienes aman su dulce aroma.


Psico-emocionalmente la manzanilla Romana calma las emociones y alivia la tensión. Sus propiedades sedantes pueden hacer de ella una esencia muy útil para aliviar el enojo, la hipersensibilidad, el insomnio, y la angustia.


Su acción calmante puede ser especialmente beneficiosa para aliviar afecciones relacionadas al estrés, como la indigestión y los dolores de cabeza, mencionados anteriormente.


Puedes encontrar al aceite esencial de Manzanilla en nuestros preparados especiales Elemental.


Entradas Recientes

Ver todo

Suscribite para recibir mis Wellness Tips semanales!

  • Instagram Nadia Nedelchev
  • Facebook
  • You Tube

Copyright 2020 NADIA NEDELCHEV - Todos los derechos reservados. Diseño by GORDA. Fotografía por Pedro Lampertti.