Resurrección - emerger a tu salud




Animate a ser audaz. No solamente para mostrarte a vos misma/o que el cambio es posible. Si no más bien para hacer que las cosas sean más fáciles y simples. Para vos. Para tu mundo.

Cuando me quedo apegada, pegada y paralizada en viejos conceptos, hábitos y sobre todo formas de pensar, es mucho más difícil dar el paso que necesito para sentirme libre, liviana y sobre todo sana. (sí, sana en mente y cuerpo)

Observar a la naturaleza, mirarla y dejarme bañar por su sabiduría imperceptible, me inspira para sentir la seguridad y seguir trabajando en mis propias necesidades. En mis anhelos, visiones, misiones. En definitiva, trabajar en lo que soy y en los cambios lentos o rápidos. Para transformar.

Transformar lo que sea.

Imagino hoy mis células bailando de felicidad; porque, cuando después de un tiempo de exponerlas a estrés, ansiedad y nervios, por fin juntas (mis células y yo), renacimos.

Una vez más a una nueva vida.

Parece muy dramático, pero es más bien un "darse cuenta" de lo importante de ser audaz para tomar decisiones íntimas, (y prácticas a la vez)

Sin cambios no me termino de encontrar.

O más bien si lo ponemos en positivo (por si lo querés tomar y a vos también te sirve): Cambiando me encuentro

Como dijo Heráclito , en el año 540 (AC) "lo único permanente es el cambio"

Encuentro lo que me hace bien.

Tengo momentos de sensaciones muy livianas.

Y disfruto más de la magia del cotidiano

El proceso de cambio, transformación y alquimia tiene un poco que ver con la muerte. Con el "dejar morir". Como sabemos, cuando algo se muere, otra cosa nueva nace o renace.

Así nos lo muestra la naturaleza, y así podemos entenderlo hoy.

Renacer. Resucitar, es El mood de estos días

Mis cuatro claves en ésta RESURRECCIÓN

1) confiar y cuidar el cuerpo. Renova los votos con tu altar, y cuídate más que siempre.


2) Pedir ayuda / informar que "estoy muriendo"

Comunicar a tus allegados el proceso que estás viviendo es muy importante. Sobre todo, a aquellas personas con las que puedas contar, con las que puedas sentir seguridad.

Ejemplos:

"me siento perdida/o"

"quiero cambiar algo y no me animo"

"aparecieron memorias dolorosas y estoy transitando de nuevo el recuerdo del trauma"

"estoy pensando cambiar de profesión"

en fin.... eso que necesites comunicar para sentir que la muerte / transformación que vas a encarar tiene ciertos parámetros de sostén, luz y cariño..

3) Me entrego a no saber y tengo conscientes, presentes y a mano todas las herramientas estudiadas y la fé (confianza) en mi propia sabiduría*

*sabiduría: en este caso me refiero a sabiduría como el conocimiento natural de mis emociones, reacciones y sensaciones corporales, y mentales.

Me entrego conscientemente a esto.

A mis capacidades y mis conocimientos (adquiridos o innatos)

La entrega al "no saber", no entender, no tener respuestas, y no querer encontrarlas tiene que ver con el "dejarnos morir". O con el dejar morir esos aspectos y cosas que HOY no tienen respuestas.

Morir es confiar en nuestra naturaleza.

Es confiar en LA naturaleza.

Morir en este aspecto es dejar espacio libre y consciente a la imperfección, a la frustración, la tristeza, el desasosiego, la impotencia.

Es animarnos a sentirlo en conjunto a nuestra dignidad, y sostenidxs en la certeza de que nuestra naturaleza humana tiene la capacidad de regenerar todo.

Hoy. No hay que tratar de arreglar nada.

No estamos rotas ni rotos.

No somos un desastre. Ni un caos. Ni un saco de nervios.

Somos naturaleza, y como eso, hay una parte nuestra que siempre va a necesitar transformarse.

4) Descansar. Reciclarnos. Tomar aire. Y por último elegir un medio creativo que nos ayude a ordenarnos y a terminar de limpiarnos para dar más espacio, con calma y claridad.

Complementá esto con 4 hierbas para tu estrés, lee acá

Y dentro de lo que puedas, disfruta del proceso.

La Resurrección nos lleva a emerger a nuestra propia luz.

Que brille todo.

Flores, alegría y salud para vos,

Nadi

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo