• Nadia Nedelchev

Bienestar Femenino: Una guía holística.


En salud, el sistema endocrino femenino es una cascada de perfecta armonía. Desde el ciclo mensual de hormonas sexuales a las hormonas de respuesta al estrés. Todo es una perfecta armonía.


Para las hormonas metabólicas, estas funciones deberían suceder de forma natural (y óptima) sin intervención, como cuando el corazón late o los pulmones respiran. Nuestro cuerpo tiene una sabiduría y una capacidad innatas para mantenerse en el camino hacia la salud.


Entonces,

¿por qué es tan común el desequilibrio hormonal femenino?


Desde la comida que comemos hasta los pensamientos que pensamos y la forma en que nos movemos (o no nos movemos), nuestros cuerpos pueden obstruirse, por una gran cantidad de experiencias a lo largo de la vida diaria. Y en algún punto del camino, a medida que estas experiencias se acumulan, el cuerpo se vuelve menos capaz de autocorregirse, o balancearse. Aquí es cuando surgen los síntomas, advirtiendo que algo no está funcionando de la mejor manera. ¿La clave? Prestar atención a las señales que vamos recibiendo a lo largo del día.


En el mundo de la salud de la mujer, estos síntomas se han vuelto comunes. Los cambios de humor, el acné, el síndrome premenstrual, los calambres, el dolor de espalda, la sensibilidad en los senos, los sofocos con la menopausia, la lista sigue y sigue, han sido adoptados en gran medida por la sociedad como simplemente parte de ser mujer.



Pero, de hecho, estos no son parte del derecho de nacimiento de las mujeres; no, no son normales en absoluto. De hecho, según la Medicina China, el único síntoma asociado con el ciclo menstrual de una mujer debería ser un sangrado moderado.


¿Puedes imaginar?


Todas estas posibles molestias son señales de su cuerpo de que algo no está alineado dentro de la interacción sinérgica de tu sistema. Cuanto antes puedas abordar la causa raíz, más rápido tu cuerpo podrá recuperarse de las capacidades curativas innatas para las que está diseñado.


Tenemos que empezar a pensar en la salud hormonal como base para la salud sistémica. El sistema endocrino tiene un papel importante en nuestra salud integral e inmunológica, junto con los sistemas nervioso, linfático, circulatorio y digestivo. Es de suma importancia y debe ser parte de la conciencia de la salud femenina desde la adolescencia. El equilibrio hormonal es de vital importancia para la salud sistémica de la mujer, además de la experiencia de más libertad y propósito en nuestra vida. Es la conexión con la intuición.


Nuestras hormonas pueden alertarnos sobre un posible desequilibrio sistémico, que luego se puede abordar antes de que pase demasiado tiempo. Los sistemas tiroideo, suprarrenal, digestivo y metabólico están íntimamente ligados al ciclo hormonal de la mujer.


Algunos tips para conocer mas nuestro ciclo.


Equilibrio de vida: Aprovecha las fuerzas energéticas de cada fase del ciclo menstrual: Reflexión hacia adentro (menstruación); Activismo extrovertido y social (ovulación), mayor intuición y creatividad (post ovulación).


Hábitos amorosos: Elige opciones óptimas para tu ejercicio, la nutrición y el descanso en consonancia con la fase y la fisiología de tu ciclo. No todo es para todas.


Creatividad : nuestra anatomía reproductiva está asociada con la expresión creativa, lo que nos mueve hacia el propósito de nuestra vida. Accede fácilmente a tu conocimiento innato para tomar decisiones sobre tu vida y salud desde un lugar de fortaleza.



Si bien el desequilibrio hormonal femenino es frecuente entre las mujeres modernas, no es un fenómeno nuevo. Los factores estresantes internos y externos han existido desde que los seres humanos, y los sistemas de curación tradicionales tenían protocolos especiales para ayudar a las mujeres con quejas relacionadas con las hormonas.


Varios remedios internos a través de alimentos, hierbas y otros tónicos, así como remedios externos como el trabajo corporal o los vapores y baños terapéuticos, han formado parte de la salud y la sabiduría de la mujer.


De hecho, muchas sociedades tradicionales transmitieron esta sabiduría entre abuelas y madres, hijas y hermanas: era un conocimiento que estaba disponible y se intercambiaba. Las mujeres se empoderaron unas a otras, lo que les permitió prosperar en su propia fisiología y tomar decisiones adecuadas al servicio de su salud.


Pero en algún momento del camino, esta conversación entre mujeres se desvaneció, dejándonos confundidas, abrumadas y con miedo de nuestros propios ciclos, fertilidad y cuerpos, dejándonos en nuestras manos devolver nuestra salud a nuestros sistemas.



La naturaleza misma y la nuestra propia es el camino a retomar este balance

y salud holística con nuestro Ser Mujer.



Con amor,

Nadia







Recursos & Bibliografía

Lotuswei

Kris Carr

Erin Borbet


A mind of your own, Dra. Kelly Brogan

Spiritual Midwifery. Ina May Gaskin


Suscribite para recibir mis Wellness Tips semanales!

  • Instagram Nadia Nedelchev
  • Facebook
  • You Tube

Copyright 2020 NADIA NEDELCHEV - Todos los derechos reservados. Diseño by GORDA. Fotografía por Pedro Lampertti.