top of page

El arte de adaptarse

Es lunes 06:30 AM. Terminé mis rutinas de la mañana.

Está nublado, húmedo y la llovizna se siente golpeando suave en el balcón de nuestro cuarto. Sergio baja a preparar el desayuno y yo me quedo repasando la agenda del día. Sé que una lista grande me espera por delante.


Sesiones por la mañana, reuniones por la tarde. Intervalos para pausas conscientes. Mediodía: un espacio grande de dos horas para grabar el episodio 4 de Meditaciones con intención, luego almorzar y disfrutar de una charla y caminata en pareja.


Pero algo inesperado cambió todos estos planes, y la agenda quedó bien distinta a lo que era.

Lo que había planificado no iba a suceder.


Me sentí confundida y nerviosa.

Una sensación de ansiedad y rabia.

Porque soy de las que les gusta que todo salga "casi" perfecto. Y suelo sentirme con pérdida de control cuando algo sale diferente a lo planificado.

Y ésto me venía haciendo mal desde... bueno, desde toda mi vida....

Entonces, vengo trabajando muchísimo para que mi mentalidad sea otra, para ver las cosas distintas, y lo que es mejor SENTIRME DISTINTA.


Entonces ésta vez, hice algo distinto.


Respiré muy profundo. Muy lento, largo y profundo.

Dejé que el aire entrara a mi organismo y me ayudara a sentir expansión, amplitud, claridad.


"Nada es tan grave; acordarte Nadia: cuando hay movimiento hay vida"


Este mantra apareció solito en mi cabeza sin buscarlo. Es algo que enseño mucho, que practico con consciencia, pero ésta vez, se dio naturalmente. Y se que cada vez que algo similar pasa, los cambios, eso para lo que tanto trabajamos se empiezan a dar naturalmente.


Es la nueva forma de vivir.



Esta entonces, era una frase, que me ayudó a cambiar mi mentalidad en menos de un minuto.

"nada es tan grave; acuérdate que cuando hay movimiento hay vida"


La perspectiva cambió al instante, y la realidad de hacía 40 segundos atrás tomó una nueva forma.


Adaptabilidad fue la clave de todo esto y hoy quiero compartir estas reflexiones contigo, porque sé que tantas veces sentís nervios, ansiedad, mal humor, por tener que fluir y adaptarte a circunstancias que están fuera de tu control.


Y entonces, puedo decirte ésto:


Por dejar que las cosas fluyan, que los cambios sean, que tengamos que adaptarnos a movimientos inesperados y a cambios de planes (cualquieras sean), no somos "menos", tampoco "inferiores", ni sumisas.


A veces, tenemos que aprender a estar muy atentas.

A poner en la balanza de la vida misma qué es lo que nos hace más sentido, qué es lo que más felicidad y tranquilidad nos dá en un momento determinado.


Hoy puede ser X, mañana puede ser V

Cada día es distinto. Cada momento. Cada etapa de la vida.


La adaptabilidad se cultiva. Y para ésto es necesario trabajar en nuestra identidad, en nuestros propósitos, en el auto respeto, la autoconciencia, y el valor que le damos a la vida.


A veces, fluir es un delicado arte.

Es una práctica consciente que hace que que seamos constantes con nosotras mismas, para generar salud, alegría y facilidad en nuestra vida y en cada ecosistema que habitamos.


Y esto aplica para todo: para nuestra profesión o negocio, para nuestra maternidad, y por supuesto para la vida en pareja.


La adaptabilidad es una cualidad inmensa. Es algo super sutil que nos da la oportunidad de discernir cuando sí y cuando no. Lo importante es recordar que somos capaces de adaptarnos, según vayamos transitando los distintos momentos y etapas de la vida.



Aquí te regalo cuatro claves que hice éste día, y que vengo practicando desde hace años.

Sabes que soy amiga de las cosas simples. Todo lo que estudio e investigo, años de formaciones, libros, cursos, viajes, exploraciones no me sirven de nada, sino lo pongo en práctico en algo tan simple como un cambio de planes y una vuelta 180 grados en mi agenda !!



Instinto

Prestar atención a tu instinto ¿qué te dice tus cuerpo ante la duda, cuando hay que adaptarse? El instinto se manifiesta primero desde tu cuerpo físico.


Respiración

No tranques ni bloquees tu respiración: cuando el cuerpo se estresa los mecanismos naturales hacen que entremos en modo "defensa". Esto es normal y sano; simplemente que podemos conscientemente dar una ayudita a nuestro sistema nervioso respirando largo y profundo, para que emociones, pensamientos y sensaciones fluyan con mas facilidad en el momento en donde más atentas y presentes tenemos que estar.


Emociones

Organiza tus emociones. Para que no queden "residuos" que luego se transforman en "otras cosas" (rencor, apatía, ansiedad, bronca). Escanéa y abriste a sentir lo que sea necesario. Si hay algo para comunicar a tu entorno sobre lo que sientas o pienses, encuentra la forma y comunicalo. Ordena emociones y pensamientos es base para nuestra salud. Cuando estamos organizadas internamente tenemos más claridad. Y cuando eso sucede nos sentimos más tranquilas, sanas y en armonía.


Agua

Siguiendo con el flow de lo simple, cada vez que algo del estilo te pase por favor prueba tomar un vaso de agua.


Esta es la primer medicación que receto a mis pacientes :)


El agua es todo. Necesitamos hidratarnos y para que justamente todo fluya, nuestros líquidos internos tienen que correr sanamente.


El agua es el elemento que nos conecta con el mundo de nuestras emociones... y muchas veces estamos deshidratadas, y secas. Cada vez que suceda algo como lo que vengo contándote, acude a tu vaso de agua. Parece demasiado bueno, demasiado simple, pero te animo a que lo hagas.



Y al fin y al cabo después de éste lunes de cambios y agendas distintas, todo se dio de maravillas. Hubo grandes momentos para poner en acción cosas aprendidas hace décadas, tiempo poductivo del que me gusta, sesiones con pacientes, tiempo de pareja, tiempo creativo, juegos en familia, una cena deliciosa,


Solo había que cambiar el ángulo de mirada, resetear las prioridades, des-dramatizar y fluir: en una palabra adaptarme a lo nuevo que el día me planteó.


Son tiempos intensos, en donde seguramente necesites estar más atenta a todo ésto. Tiempos en donde las emociones se magnifican, despedidas, cierres de año, aprontes de vacaciones. Ahora, ahora mismo es donde más necesitamos estar alertas, recordar nuestros rituales y seguir soltando con amor, viejas estructuras que ya no nos sirven.



Cuídate mucho + con cariño,

Nadia


Si quieres conocer mis ofrecimientos y programas escríbeme a hola@nadianedelchev.com





15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page